Tener un plan de mantenimiento de las redes de servicios públicos en las ciudades le aporta beneficios para los afiliados, al sector de la infraestructura subterránea y a las ciudades, en cuanto se logran establecer las necesidades, implementar las soluciones precisas con el uso de nuestras tecnologías y hacer buen uso de los recursos económicos de impuestos de los Colombianos.

La "Gestión de activos subterráneos" en su traducción literal del inglés "Buried Asset Management" se refiere a como administrar las redes de servicios públicos que tenemos instaladas en las ciudades y como tener una visión de ciudad que permita hacer la re-ingeniería para diseñar nuevamente algunas redes principales atendiendo al crecimiento proyectado y al nuevo POT.

Las buenas prácticas de gestión de activos enterrados tienen como objetivo:

  • Maximizar el valor del ciclo de vida de los activos.
  • Sostener el desarrollo económico
  • Proteger la salud pública
  • Mejorar el medio ambiente
  • Mejorar la calidad de vida.

El programa fue diseñado entre otros por las Universidades de Indiana-Purdue, Virginia y Louisiana Tech quienes se unieron para formar BAMI-I con quienes venimos trabajando desde el año 2016. El siguiente paso es divulgar, promocionar, capacitar y promover la investigación en nuestro país.