La Tecnología SIN Zanja (No-Dig) consiste en la instalación, sustitución o renovación de instalaciones subterráneas con un mínimo de excavación y alteración superficial. Las Tecnologías SIN Zanja son y han sido utilizadas con éxito en todos los servicios subterráneos de agua, alcantarillado, gas y tuberías industriales para ductos eléctricos y de fibra óptica.

Las Tecnologías SIN Zanja son una opción particularmente atractiva de construcción en zona urbanizada, con vehículos pesados, tráfico peatonal y numerosos servicios subterráneos existentes. La Tecnología SIN Zanja es la opción para cruzar carreteras, corredores de transporte, ríos y cursos de agua. La Tecnología SIN Zanja también se puede utilizar para instalar, rehabilitar o sustituir servicios ubicados en zonas ambientalmente sensibles y lugares donde el acceso a la superficie puede ser restringido debido a la existencia de estructuras o vegetación.

A menudo, las técnicas sin zanja son la única opción de construcción viable y son también a menudo la opción menos costosa, así como la menos perjudicial.

Cada día miles de kilómetros de carreteras están bloqueadas por las obras viales, millones de litros de combustible se pierden, el aire se contamina, se producen accidentes, los edificios se dañan y la gente sufre incomodidades e inseguridad.  Pero espera un segundo. Mira de nuevo. ¿Te has fijado en las alcantarillas? Si hay puntos de acceso a las redes subterráneas por qué no usarlos?.

Aquí, está misma reparación se realiza utilizando la tecnología sin zanja.

No hay problema para el tráfico rodado! No hay problema para los habitantes de la ciudad!

¿Por qué 'cavar' cuando no es No-Dig?

Fuente: istt.com