Hundimientos en las calles reflejan el desgaste que presentan las tuberías.

¿Recuerda si alguna vez ha visto a obreros trabajando en el cambio de las redes de acueducto o alcantarillado de su cuadra o de su barrio? Es altamente probable que para la mayoría de los dos millones de hogares que hay en Bogotá la respuesta sea negativa.